AccesoriosMonitoresReviewsVideo

Tecnologías FreeSync y G-Sync

Probablemente si has estado un poco al pendiente de lo que se mueve en el mundo de las tarjetas gráficas, has escuchado el término FreeSync y G-Sync, habiendo tanta información disponible y poca claridad, aquí te explicamos de una manera rápida y probablemente sencilla de qué se tratan.

¿Cuántas veces nos hemos encontrado con comentarios en foros, noticias, comentarios en vídeos, que a mayores cuadros por segundo (Frames Per Second – FPS) se desempeñe un juego, mejor experiencia tendremos?. Indudablemente es verdad, ya que a mayores FPS tendremos una sensación de movimiento más suave y consistente, pero no lo es todo en el gaming, ya que ésto puede acarrear una serie de problemas, que FreeSync y G-Sync nos prometen solucionar.

AMD: FreeSync NVIDIA: G-SYNC

AMD: FreeSync | NVIDIA: G-SYNC

Hardware nuevo, mismos problemas.

Desde siempre, todos los fabricantes nos prometen lo último para tener una experiencia inigualable mostrando las últimas tecnologías en pantalla, sin embargo, hay un problema que ha estado con nosotros desde hace muchos años: Tearing de la pantalla (Screen tearing).

Antes, un poco de teoría:

Tasa de muestreo (refresh rate): Es el número de veces por segundo  que nuestro monitor se actualizará con información nueva (Medido en Hercios – Hz). Los beneficios de una tasa alta de este número se notaba bastante en los monitores de cátodo (CRT); entre mayor fuera este número, la percepción de parpadeo de la imagen se reducía y ésto evitaba el cansancio de la vista. En monitores actuales como LEDs o LCDs, esta medida actúa de manera diferente, ya que esos Hz se pueden traducir en la cantidad de FPS máximos que puede desplegar en ese momento el monitor.

flickering

Se aprecia el parpadeo de la pantalla fácilmente en un monitor CRT.

El screen tearing se presenta cuando en nuestra pantalla se despliegan más cuadros de los que nuestro monitor puede desplegar en la tasa muestreo. Dicho de otra manera, es cuando la tarjeta de vídeo (usualmente hardware de alto desempeño) hace el render y envía la imagen al monitor a muchos mas FPS de los que éste puede desplegar.

Muchos monitores de hoy en día tienen una tasa de muestreo -o refresco- (refresh rate) de hasta 60 Hercios (Hz), los cuales se pueden traducir en 60 FPS, así que si tu tarjeta de vídeo es capaz de arrojar FPS arriba de este número, es posible que en tu monitor veas un «tearing».

Screen Tearing

Screen Tearing: mira cómo se divide la imagen horizontalmente.

La razón por la cual todos los monitores e incluso televisiones antiguas trabajan a 60Hz, es que los fabricantes de TVs igualaron la tasa de muestreo de sus aparatos a la velocidad con la que se transmite la electricidad en la red de distribución para hacer más baratos los TV y también evitar el parpadeo de la imagen.

V-Sync

La solución que se planteó para evitar el screen tearing es Vertical Sync (V-Sync), el cual lo podemos configurar desde el panel de control de la tarjeta o bien dentro de las opciones gráficas de la mayoría de los juegos.

En términos prácticos, V-Sync alenta a la tarjeta de video lo suficiente para que los cuadros por segundo se alineen a la tasa de muestreo (Hz) del monitor y reducir el tearing lo más posible.

Pero como sabemos, los juegos, por la complejidad gráfica que llegan a tener, nunca nos van a dar una velocidad constante de FPS, siempre habrá variaciones; cuando esas variaciones hacen que los FPS desciendan de la tasa de muestreo del monitor y tenemos V-Sync activado, es ahora el monitor quien tiene que esperar a que la tarjeta de video envíe los cuadros a desplegar, y lo que sucede es que la imagen se queda congelada por fracciones de segundo, haciéndose presentes los horribles stuttering y lag.

Screen Stuttering y lag

Screen Stuttering y lag

El stuttering y el lag suelen ser peores que el screen tearing, ya que se presenta este problema en las etapas más intensas del juego (cuando hay más carga gráfica) y llega a afectar nuestro desempeño.

FreeSync y G-Sync

AMD y NVIDIA han estado trabajando independientemente para solucionar el screen tearing y los problemas asociados que se presentan cuando se activa V-Sync.

La manera como lo hacen es comunicando la tarjeta gráfica con el monitor para que se adapten automáticamente y se sincronicen los FPS que está entregando la tarjeta de vídeo con la tasa de muestreo (en Hz) del monitor, logrando así que se presente exactamente una imagen completa en la pantalla a la vez.

Por ejemplo, a la hora de jugar en un área cerrada y con pocos elementos para desplegar, los FPS podrían aumentar a 100, lo que haría aumentar automáticamente la tasa de muestreo del monitor a 100Hz; de la misma manera cuando en un área abierta y saturada de gráficos hacen descender los FPS, los Hz del monitor descenderán a los FPS que está corriendo el render.

Estas tecnologías trabajan en el rango de los 30 a 144Hz a través del Display Port (también funcionará para los demás conectores en el caso de FreeSync), es cuando será muy notable la mejora en partes gráficas más intensas y en las menos intensas de los juegos, es decir, sin screen tearing.

Para habilitar estas bondades, básicamente se necesita tener un monitor y una tarjeta de vídeo compatibles con la tecnología.

Diferenciadores

A pesar que G-Sync y FreeSync logran resolver el mismo problema de la misma manera, hay diferenciadores importantes:

FreeSync: Es una implementación propietaria de AMD, se vale de la misma sincronización adaptativa abierta y estándar que utilizan todos los escaladores de vídeo (un componente necesario para cualquier monitor). Para usarlo se necesita un monitor con DisplayPort Rev. 1.2a,  tarjetas de vídeo compatibles y los drivers para habilitar la función.

G-Sync: Funciona únicamente con un módulo de escalación de vídeo propietario de NVIDIA que vende a los fabricantes de monitores para que lo implementen en su hardware. Y también tiene tarjetas de vídeo compatibles.

Módulo G-Sync

Módulo G-Sync que se incluyen en los monitores compatibles

En ninguno de los casos se limitará la cantidad máxima de FPS en caso que este número sea mayor a 144, por ejemplo, si en una porción del juego se muestran hasta 200FPS, no se limitará la salida a 144 (FPS o Hz), el hardware permitirá que se despliegue la cantidad de FPS que envía la tarjeta (con las consecuencias que ya conocemos).

La apuesta de AMD es que gracias a su costo más bajo y apertura, su tecnología se puede adoptar más ampliamente en el ecosistema de fabricantes de dispositivos de vídeo, sin embargo NVIDIA también parece confiada en sus oportunidades en el mercado a pesar de su costo más alto.

Como todo en la industria, debe presentar interoperabilidad para prevalecer en el mercado, un monitor Freesync funciona con una tarjeta NVIDIA con G-sync y un monitor G-Sync funciona con una tarjeta AMD con Freesync, pero como no son compatibles estas tecnologías, funcionarán con tearing y stuttering en ambos casos.

Conclusión.

No cabe duda que la competencia entre estas dos marcas siempre nos trae beneficios a los consumidores, sin embargo, creemos que esta tecnología, si bien llega en una etapa donde los avances gráficos y capacidades de los monitores son muy sofisticadas, esta tecnología apenas comienza y aún tiene camino por recorrer; cuando todo ésto se vuelva más claro, los costos de producción se abaraten, el mercado se vaya por un modo de trabajo (ya sea el de NVIDIA o el de AMD) y se estandarice, estaremos hablando de una madurez de estas tecnologías, pudiendo costearlo e integrarlo en nuestros ensambles como hoy lo podemos hacer fácilmente con monitores LED.

Autor

Entusiasta del hardware, apasionada de los videojuegos y la actualidad tecnológica. Siempre estando a la vanguardia con las noticias más relevantes y del hardware, gaming y móviles.
Publicaciones relacionadas
ReviewsTarjetas de Video

Review - RADEON VII

AccesoriosNoticias

"Alexa, el invierno se acerca" Game of Thrones

NoticiasReviewsVideos

REVIEW - LEGO MARVEL COLLECTION

JuegosNoticiasReviewsVideos

Review - Far Cry New Dawn